Archivo de la categoría: economía de privilegios

La estatización de las AFJP y el criterio de Pareto

 

La nueva idea del gobierno de Argentina de eliminar a las Administradoras de Fondos de Jubilaciones y Pensiones (AFJPs) es al menos sofisticada. Las Administradoras de Fondos de Jubilaciones y Pensiones (AFJP) son empresas comerciales cuyo objeto es administrar los fondos derivados de los aportes jubilatorios realizados por los trabajadores en el régimen optativo de capitalización establecido por la Ley 24.241 que reformò en 1993 el sistema previsional de Argentina.  Un dato no menor que debería ser investigado por alguna organización no gubernamental interesada en la transparencia y la erradicación de la corrupción en países como la Argentina es que la Unión de Administradoras de Fondos de Jubilaciones y Pensiones de Argentina, la entidad que nucléa a la industria nada ha dicho hasta el momento al respecto. La experiencia indica que el silencio opuesto a actos del gobierno, en los casos en que haya una obligación de explicarse, es considerado como una manifestación de voluntad y esta es una de la situaciones en las que existe tal obligación. Dicho en otros términos el silencio de las empresas que a  primera vista un bien intencionado podría suponer se verían perjudicadas por la medida, es una manifestación de voluntad que revela aceptación, circunstancia que en Argentina no sorprende y sirve para entender el porque de la sospecha de la existencia de algún acuerdo entre el gobierno y esa industria. Al respecto siempre es bueno recordar que conforme el criterio de eficiencia de Pareto a partir de cierto punto no es posible que alguien mejore sin hacer que otros empeoren. Ergo: si las AFJPs ganan, los jubilados y pensionados pierden, otra vez, gracias al gobierno.

 

 

El imperio de los privilegios

Brasil no es capitalista. El capitalismo es la libre competencia en un mercado abierto entre empresas privadas bajo control de un Estado de derecho. Ahora bien, en Brasil la competencia es restringida, las grandes empresas son publicas y el Estado es imprevisible. Seria igualmente inexacto afirmar que la economía brasileña es socialista aunque muchos economistas liberales la califiquen así. Brasil pertenece a una categoría sui generis. Algunos dicen capitalismo de Estado, otros economía corporativa. Un economista de Río creo el termino “economía mordomista”, cuya traducción aproximada seria “economía de privilegios”, escribe Guy Sorman.

Texto