Archivo de la categoría: eficiencia de Pareto

¿Es la siembra directa una carga para las generaciones futuras?.

Un aporte a la confusión general.

Jane Goodall alertó sobre el peligro de continuar explotando La Tierra en aras de la «búsqueda de dinero». «Nosotros no heredamos la Tierra de nuestros padres, sino que la tomamos prestada de nuestros hijos. No podemos seguir robándosela, porque dentro de poco no tendremos nada que devolverles» dijo.

La expresión de Goodall evoca la visión de unos pequeños bebes pacíficamente dormidos mientras que sus egoístas padres, oliendo a ron y marihuana, abren furtivamente su alcancías. De modo menos pintoresco la idea que transmiten sus frases es que vivir improvisadamente disipa la herencia para las generaciones futuras y las empobrece.

Haciendo abstracción de su designio, lo cierto es que esta idea es una falacia que me permito contradecir.

Ver texto completo

La estatización de las AFJP y el criterio de Pareto

 

La nueva idea del gobierno de Argentina de eliminar a las Administradoras de Fondos de Jubilaciones y Pensiones (AFJPs) es al menos sofisticada. Las Administradoras de Fondos de Jubilaciones y Pensiones (AFJP) son empresas comerciales cuyo objeto es administrar los fondos derivados de los aportes jubilatorios realizados por los trabajadores en el régimen optativo de capitalización establecido por la Ley 24.241 que reformò en 1993 el sistema previsional de Argentina.  Un dato no menor que debería ser investigado por alguna organización no gubernamental interesada en la transparencia y la erradicación de la corrupción en países como la Argentina es que la Unión de Administradoras de Fondos de Jubilaciones y Pensiones de Argentina, la entidad que nucléa a la industria nada ha dicho hasta el momento al respecto. La experiencia indica que el silencio opuesto a actos del gobierno, en los casos en que haya una obligación de explicarse, es considerado como una manifestación de voluntad y esta es una de la situaciones en las que existe tal obligación. Dicho en otros términos el silencio de las empresas que a  primera vista un bien intencionado podría suponer se verían perjudicadas por la medida, es una manifestación de voluntad que revela aceptación, circunstancia que en Argentina no sorprende y sirve para entender el porque de la sospecha de la existencia de algún acuerdo entre el gobierno y esa industria. Al respecto siempre es bueno recordar que conforme el criterio de eficiencia de Pareto a partir de cierto punto no es posible que alguien mejore sin hacer que otros empeoren. Ergo: si las AFJPs ganan, los jubilados y pensionados pierden, otra vez, gracias al gobierno.

 

 

La intervención del gobierno (II)

Los gobiernos pueden intervenir en la economía para mejorar la equidad, en tanto esa intervención no importe una perdida de la eficiencia del sistema, en otros términos: el gobierno puede jugar un rol cuando impulse la economía a un optimo social (una situación Pareto eficiente).

Texto

Optimo social y óptimo Paretiano

Los primeros utilitaristas pensaban que la utilidad era una magnitud cardinal como la longitud o la temperatura, medible en “útiles” y que era posible realizar comparaciones interpersonales: una cabaña de troncos proporcionaría al Sr. Rockefeller 10 útiles, por ejemplo, y al Sr. Ngone, 35. Pareto (1848-1923), a principios del s. XX, negó la posibilidad de realizar ese tipo de comparaciones y reconstruyó la teoría del consumo y la demanda sobre una nueva base: el concepto ordinal de la utilidad. El concepto ordinal permite afirmar tan sólo que para un individuo determinado, tres pasteles tienen más utilidad que dos, sin poder determinar si ese “más” significa el doble o el triple. Además, no utilizó comparaciones interpersonales de utilidad. escribe Juan C. Martinez Coll

Texto

Los problemas del sistema de salud

El sistema de salud parece estar en crisis casi permanente.  Hay escasez de camas en los hospitales públicos y los pacientes quedan en los corredores mientras los políticos argumentan eternamente si se esta gastando mas o menos en salud. Una de las cosas que hace difícil resolver el debate sobre la provisión del cuidado de la salud  es que los problemas positivos y  normativos se entrelazan. Separar los hechos de las opiniones es un primer paso pero no explica por qué no hay bastantes camas en los hospitales o porqué podría negarse el tratamiento a las personas.

Texto